El “oro líquido” de la axarquía malagueña y su proceso de producción

El aceite de oliva, también conocido como oro líquido, es una fuente de beneficios y propiedades excelentes y esenciales para tener una buena salud y alimentación equilibrada. Por ello, debemos conocer en profundidad qué tipos de aceite de oliva nos ofrecen en el mercado, para poder elegir el que mejor se adapte a nuestras necesidades a la hora de consumirlo.

Pero, ¿qué es el aceite de oliva?

El aceite de oliva proviene del zumo que se extrae de la aceituna, es una fuente de ácidos grasos monoinsaturados (con ácido oleico), que actúan como cardio protector y posee antioxidantes que ayudan a prevenir la diabetes y algunas enfermedades degenerativas. Todo esto convierte al aceite de oliva en uno de los alimentos más sanos, imprescindibles en cualquier alimentación.

Son diferentes factores los que influyen en qué tipo de aceite de oliva y sus componentes vamos a conseguir al final del proceso, como es la variedad de la aceituna, cómo es el cultivo del olivo, el proceso de extracción, o su almacenaje y embotellado.

A continuación, explicamos qué tipos de aceite de oliva trabajamos y ofrecemos en Aceites La Veleña.

Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) – La Veleña

Se elabora con aceituna verdial de Vélez, de los campos de la comarca de Ríogordo. Es un aceite afrutado, con un toque al paladar agradable. La aceituna no tiene ningún tipo de amargor ni picante, lo cual acentúa la suavidad del aceite conseguido.

Además, el clima suave de la costa de Málaga consigue que el cultivo de esta variedad de aceituna sea óptimo, potenciando su crecimiento y las cualidades del aceite una vez extraído.

Proceso de producción:

  • Para que sea de denominación “Virgen Extra” (AOVE), hay que moler las aceitunas el mismo día que son recolectadas, para que no pierda calidad.
  • Una vez recolectado, se lleva a la almazara y es introducido en la tolva. Pasan un proceso de lavado y limpiado, donde queda la aceituna separada de hojas y ramas.
  • Cuando las aceitunas están limpias, pasan al proceso de trituración, en el que se baten dentro de un molino hasta crear la masa óptima. Mediante el método de centrifugación, se consigue separar el aceite del resto de componentes: orujo y el alpechín (restos de aceite y agua).
  • El aceite queda separado y se procede a su almacenamiento en tanques de acero inoxidable. Aquí es donde Aceites La Veleña se encarga de que el aceite se conserve en la temperatura adecuada, y, siguiendo todos los protocolos de seguridad marcados desde Sanidad, se procede al envasado del AOVE, garantizando la calidad y frescura de la elaboración de los productos.
  • El AOVE La Veleña es perfecto para consumir en cualquier momento, aunque su sabor será más puro al paladar en alimentos crudos como aderezo de ensaladas o para acompañar un buen desayuno. Puedes consultar los diferentes formatos aquí.

Aceite de Oliva Sabor Suave – La Veleña

Este aceite de oliva es una mezcla única de Aceites La Veleña. Se realiza mediante aceite de oliva con un proceso de refinación previo, cuyo resultado es un aceite sin acidez alguna, mezclado junto a AOVE o Aceite de oliva virgen, que da el sabor característico del aceite.

Con esto conseguimos un aceite que mantenga la esencia de la oliva Axarquía de Málaga, siendo un sabor más suave para cocinar que no cambia el sabor del alimento cocinado.

Por ello, este aceite se recomienda su uso para cocinar, para aportar calidad a tus comidas, dejando intacto el sabor de los alimentos cocinados. Puedes consultar los diferentes formatos de aceite de oliva Sabor Suave aquí.